Browsing Tag

museos

Exposiciones y museos

Una belleza barroca

 

Antiguamente “barroco” era la definición que se le daba a todas las expresiones artísticas y culturales que se salían de la estética clásica a la que las sociedades venían acostumbradas. Actualmente se le denomina de esa manera a un estilo arquitectónico y de las bellas arte que se desarrolló en Europa e Iberoamérica durante los siglos XVII y XVIII. Efectivamente, sigue oponiéndose al clasicismo, pero ya no es un adjetivo negativo, solo es, existe y pasó a la historia como uno de los periodos más complejos, dinámicos y ricos.

Sí, soy una belleza barroca, como muchas otras mujeres en el mundo. Basta ver alguna pintura de la época con mujeres rebosantes de alegría que seguro harían desmayar a más de un diseñador actual que piensa en medidas “modelo postmoderna” y solo diseñan para pasarelas. En lo personal me gusta ver arte barroco y pensar que el mundo ha cambiado muchas veces y que alguna vez, el cuerpo de la mujer fue valorado con sus medidas más convencionales, ¡Claro! Es más complicado que eso, pero por el día de hoy, solo me quedo con la reflexión física.

¿A qué viene la belleza barroca?

belleza-barroca-3

Hace unos días, aprovechando el puente, visité con un amigo el Museo Internacional del Barroco en Puebla. Nunca lo habría imaginado, pero es muy divertido, no sé si fue el ir con mi amigo de alma de bailarín fashionista, o solo que íbamos de muy buen humor, pero desde el inicio del recorrido, te acompaña música propia de la época, entonces… ¿Por qué no ir bailando todo el recorrido? Sí, efectivamente, lo hicimos, muy en nuestro papel de corte francesa, recorrimos el museo con célebres pasos, solo nos detuvimos algunas veces cuando no sentábamos en algunas de las salas audiovisuales. A mí siempre me interesan los vestuarios, así que las proyecciones de teatro y música fueron mis favoritas.

Después de varios garigoleos uno termina un poco mareado. Las salas se parecen mucho una a la anterior, pero lo compensa siendo tan interactivo. Además de la música con la que puedes ir dando pasitos, también puedes pasar un rato admirando los edificios en la maqueta de la Puebla de antaño, mientras juegas a adivinar que edificio es el que se va a iluminar a continuación. Esto no viene muy al caso con el arte barroco, pero me agrada la idea de un espacio cultural más incluyente, si quisiéramos ver solo arte barroco, mejor habría que recorrer las iglesias y demás edificios correspondientes a la época, creo yo.

Al terminar el recorrido, finalmente, después de muchas promesas, encontramos la puerta al patio con su fuente de remolino, un espacio para tomar el sol y muy apropiado para hacer las fotos del recuerdo. Porque aceptémoslo, ninguna salida está completa, si no hay foto en Facebook.

 

Entonces, recapitulando…

belleza-barroca-2

¿Qué tan barroco es el Museo Internacional del Barroco? Tan barroco como usted quiera. Solo tome en cuenta que si pone atención, hasta los extintores se visten de curvas.

Y después del paseo, confirmo que soy una belleza barroca, con su definición inicial. ¿O Qué época cree que le va mejor?

 

 

 

Exposiciones y museos

La experiencia de Balenciaga en México

Hace unos días me hice un tiempo para ir a visitar a Don Cristóbal Balenciaga, bueno, visité su exposición en el Museo de Arte Moderno en la Ciudad de México.

Como todo en la vida, cuando hay voluntad hay voluntad. Así que emprendí camino y comencé mi recorrido.

Hace algunos años, en México, la moda era un tema poco recurrente en los museos, también cabe recalcar que nos era más difícil enterarnos de lo que sucedía fuera de nuestros limite visual. Ahora, con un escaneo a la red social de nuestra preferencia, podemos ver en tiempo real diversos eventos y confirmar nuestra asistencia aunque sea de espíritu.

En fin, desde que supe de la exposición de Balenciaga me sentí emocionada por asistir, ver lo que el museo nos presentaba y maravillarme con las creaciones que surgieron en la cabeza de alguien y que ahora forman parte de nuestro paisaje.

Balenciga expo

La visita a Don Cristóbal fue toda una experiencia, nos dio la bienvenida con un abrigo rojo bellamente iluminado que exclamaba un “Adelante, esta usted en su casa” ni bien has entrado a la exposición y varios visitantes se amontonan para fotografiar esta pieza y subirla a Instagram. Después a la derecha continua el recorrido, una mesa de cristal con de libros, revistas y figurines ilustradas con los diseños firmados por Balenciaga y si levantas las vista, a gran escala una serie de fotografías de Manuel Outumuro donde nos muestra a detalle el legado del diseñador.

Balenciaaga cuadros

Un paseo entre piezas originales te lleva a una sección donde puedes admirar en vitrinas algunos vestidos elaborados a lo largo de la carrera de Cristóbal Balenciaga. Si eres igual de despistado que yo y llegas a este punto, es cuando te darás cuenta de la importancia de la exposición y el por qué dedicarle un espacio a este diseñador. Balenciaga buscaba formas específicas, resaltar partes del cuerpo a las cuales no se les prestaba atención anteriormente: el cuello, el antebrazo, la espalda. Pasó su vida perfeccionando los cortes de otras famosas modistas de su época como Chanel y Shiaparelli. Compraba su vestidos y los deshacía para conocer sus soluciones de confección y mejorarlas.

Así fue como creo su característico escote, dejando ver parte de la nuca, sin que la prenda lo tocara. También resaltaba el busto con cortes muy específicos sin usar pinzas, con una precisión arquitectónica hormando la prenda a voluntad de su creador.

Balenciaga panorama

Si usted ya esta maravillado de ver textiles delicados cortados y estilizados con gran precisión, continúe su paseo por el pasillo de contexto sociológico de la exposición. Donde con varias pinturas realizadas a mediados del siglo XX podrá observar el alcance que tuvieron los diseños de Balenciaga no solo en el mundo si no también en nuestro país. A la mitad del pasillo hay un retrato de Lupe Marín pintada por Diego Rivera luciendo un atuendo del diseñador en cuestión y adornada con joyas de jade y piedras preciosas al estilo prehispánico. Esta pintura me causó nostalgia y me hizo pensar por un rato sobre el alcance artístico que tuvo nuestro país en épocas pasadas y lo visionarias que resultaron ser algunas generaciones anteriores.

Balenciaga kimono

Por qué en esos tiempos no había internet que les avisara lo que estaba de moda ni las revistan viajaban tan rápido como lo hacen ahora. Porque todo es cuestión de gusto y buen porte, si no, veamos a María Félix, Dolores del Rio o Silvia Pinal, algunas de las actrices que lucieron prendas de Balenciaga y cuyas imágenes han quedado inmortalizadas en la pantalla.

Don Cristóbal eligió retirarse justo en lo alto de su carrera, dejado un legado de cortes, materiales y siluetas nunca antes vistos. Si usted puede y lo desea, visite la exposición, que nos relata parte de la historia del siglo XX, a través de las creaciones de EL diseñador.