Browsing Tag

experiencia profesional

Sociología de la moda

Baby I’m back!

Baby I’m back!

“La vida da muchas vueltas” es una expresión que escuchamos muy seguido, después de acontecimientos particulares. Algunas veces acompañado de algún consejo y otras de un consuelo. Hace unas semanas los recordatorios de Facebook me trajeron una foto del verano pasado, un paseo por el norte del país, contemplando un hermoso atardecer sudcaliforniano, mientras hacía recuento de mi última experiencia laboral y buscaba una solución a mi situación profesional.

Y es que en mi experiencia no todos encontramos pronto las señales que nos muestren el camino que nos haga crecer. Lo cual, por lo que veo es una constante cada vez más común. Entre las múltiples opciones de vida que se nos presentan y el veloz movimiento de la sociedad y de nuestros contemporáneos, hay una fuerza sobre natural que nos presiona a pensar que aún no terminamos de crecer y la interminable pregunta ¿Qué será de nosotros?

¿Y S de M?

En fin, en este mes de ausencia, nunca dejé de pensar en los cambios, quizá porque esa ha sido la única constante en el trabajo y en la vida en general. Y aunque parezca yo muy “ñoñis” cada cosa que me iba pasando se convertía en un título de post o en la idea principal de un artículo. Porque hasta donde he visto, no todos los profesionales sufren de la misma manera los cambios laborales. En definitiva, los creativos tendemos a dramatizar y sentir hasta la médula las emociones y novedades que a veces nos hacen lucir poco profesionales.

 

baby im back 2

 

Mientras dramatizaba el trabajo, después de varios meses de viaje, recibí una llamada que no sabía que esperaba…

-Hola Isabel, llamo porque me gustaría invitarte a formar parte de nuestro equipo de trabajo ¿tienes tiempo para contarte de los detalles?

¡Claro que tenía tiempo! Porque cuando alguien se toma la molestia de conocerte y te da un voto de confianza profesional, no hay manera que digas que no.

He de confesar que inicié el proceso de solicitud de empleo con dudas, porque nunca me había imaginado en esa posición, no había contemplado la opción y no me había dado la oportunidad. Lo cual acepto y me da vergüenza decir; no siempre pienso en la gente que diseña las telas, digo, no me las imaginaba sentadas con su pluma y tableta diseñando los materiales que se convertirán parte de nuestra vida diaria, irónico ya que ¡yo soy diseñadora textil!

Pero en fin, si hay algo para lo que no nos prepara la escuela, es para el momento de las entrevista y la vida laboral echada a andar. Admiro a la personas que pronto descubren su vocación y hacen todo lo posible por alcanzar su meta.

 

baby im back 3

 

En mi caso el encontrar el trabajo ideal ha sido una ida y venida de experiencias que no siempre fueron agradables, pero estoy segura, que si ahora me siento contenta por todo lo aprendido, en 10, 20, ó 30 años, seré la más feliz del mundo por la manera peculiar en la que me formé.

Por ahora he vuelto, con muchas nuevas ideas, algunas más prácticas que otras, pero con mucho gusto por seguir contándoles todas las aventuras de la vida de un diseñador y las cosas que tengo el privilegio de ver.

Pero por ahora y por no dejar pasar, cuéntenme.. ¿Qué fue lo qué más les ha gustado hasta ahora del blog? ¿Qué les gustaría ver?

Me encantaría leer sus comentarios, sobre todo ahora que ando tan inspirada… 🙂

 

 

Negocios y diseño

4 tips para darle valor a tu trabajo

Estoy muy convencida de que las cosas que valen la pena cuestan más trabajo. Y no lo digo para desalentar a nadie, pero esto lo he venido comprobando con el tiempo y la experiencia. Trabajos van y vienen, sobre todo en el sector creativo, hay una ida y venida de oportunidades que muchas veces parecen ser el trabajo prometido que después de un rato resultan un chasco. Pero tomándolo con entusiasmo, pensemos en todas esas oportunidades como experiencias que nos van formando y encaminando a encontrar a nuestro destino.

Hace unas semanas veía una caricatura de la Moderna de Pueblo y me daba mucha risa la objetividad y claridad con la que describe los inicios laborales de la mayoría de los mortales.

Cuántas veces nos hemos topado con aquellos que nos prometen un trampolín al éxito, aprendizaje o una carta de liberación de prácticas o ¿algo que venga al estilo?

Si es verdad que todos debemos iniciar por algún lado, en nuestro país, la industria de la moda esta plagada de emprendedores sin un proyecto, que en lugar de pensar en el futuro de sus marcas y verlo como un trabajo, van viviendo el día a día y en su visión (o falta de ella) pocas veces figura la planeación de un equipo fijo o la estabilidad económica de la empresa. La mayoría de las veces la prioridad es recuperar la inversión o conseguir fama y glamour.

¿Y esto qué tiene que ver con los emprendedores de la moda?

Que al existir pocas marcas con un plan de negocios y muchos intencionados de alcanzar éxito y popularidad en la industria, las ofertas de empleo se vuelven un chiste. Abundan las ofertas de prácticas, voluntariados y demás maneras de llamar al trabajo gratis. Y esto no sería un problema si esto se refiriera únicamente a una etapa o si estas personas pudieran recibir una oferta laboral después del esfuerzo y sacrificios que hacen. Porque esa es otra, cuando uno colabora de esta manera voluntaria, todos los gastos corren a cuenta del interesado en aprender.

Y  lo peor de esto es que se vuelve una cadena, en la que asumimos que esta bien regalar nuestro trabajo y nos inculcamos la costumbre de volver a nuestros equipos desechables, una mera herramienta para alcanzar objetivos inmediatos, al fin y al cabo, habrá alguien más que quiera aprender 🙁

Pero entonces ¿Qué hacer ante este dramático panorama? te cuento de 4 tips para darle valor a tu trabajo

Efectivamente es un panorama difícil, pero que considero tiene solución.

1.-Que tal si comenzamos por exigir un contrato de trabajo, si no habrá paga, seguro habrá alguna remuneración: una carta de recomendación, un reconocimiento, unos boletos para el cine! En fin, por eso somos creativos, algo se nos ocurrirá.

2.-Especificar las horas de trabajo y las obligaciones de cada quien. Todos al inicio estamos llenos de energía y ganas de aprender y lo cierto es que mientras más hagamos más conoceremos. Pero todo tiene un límite.

3.- Quizá la marca de verdad no puede darte un salario, pero seguro podrá proporcionarte un apoyo de trasporte, sobre todo en aquellos días en los que deban quedarse hasta tarde. Se trata de aprender, no de arriesgar la vida!!!

4.- Investiga bien a tu futuro empleador, conoce sobre sus proyectos, alcances y logros. No hay que perder el ánimo, afortunadamente cada vez son más los diseñadores y creativos que piensan en sus marcas como verdaderas empresas, buscan un futuro, una estabilidad y un equipo talentoso del cual apoyarse para crecer.

En conclusión, hay que evaluar a todos los que nos ofrezcan un trabajo, pensemos un poco en el panorama y a dónde queremos ir como profesionistas, porque todos nos pueden ofrecer la luna y las estrellas, pero ¿Cuántos están realmente trabajando para alcanzar la meta y continuar?

 

 

 

 

Entrevistas

¿Quién hace los escaparates?

Aún en tiempos de crisis las tiendas encuentran nuestro punto débil, un bonito escaparate que nos muestra las intenciones de nuestra marca anhelada, un buen maniquí, las arrugas correctas, los props más ingenioso, un talentoso creativo y voilà, nos hallamos dentro de la tienda probándonos el vestido que estaba exhibido. Continue Reading