All Posts By

Isabel Jiménez

Textiles

Detalles textiles de la seda

 

De acuerdo al diccionario de la moda de Margarita Rivière, la seda se explica de la siguiente manera:

“Tejido de origen milenario producido a partir de los gusanos de seda y símbolo de exquisitez. De origen chino, la seda llega a Europa entre los siglos X y XII y ha sido considera siempre como un tejido de lujo. Su aplicación a lo largo del siglo XX se ha hecho en prendas femeninas de todo tipo, la indumentaria masculina la ha empleado para camisas, corbatas y otro accesorios.”

Otra forma de verlo, es que la seda es una fibra natural de origen animal con la que se elaboran textiles muy finos y delicados que tuvieron su origen en la antigua china y que poco a poco fueron extendiendo su conocimiento a otras regiones de Asia como India y Japón.

Este material cuenta con cualidades que hasta el momento sus imitaciones como la seda sintéticas (rayón) no han podido imitar; la seda tiene la capacidad de conservar el calor natural. Además de una enorme capacidad de absorber el agua, los gases y colorantes.

La seda tiene una importancia cultural y económica. Por un lado fue la razón de conectar a China con el occidente desde el siglo quinto antes de cristo. Debido a que fue el principal producto que China comercializó con imperios como el Griego y a los Romanos los cuales conocían a China como sericas y a sus pobladores como seris, nombre del cual deriva el nombre serge = seda.

El proceso para obtener la seda es el resultado del trabajo del hombre y la del gusano. Es por medio de la crianza de los Bombyx moris que se obtiene la mayor cantidad de seda del mundo.

 

Y ¿cómo se obtiene?

El bombyx mori es una larva que produce seda a partir de su alimentación de hojas de morera. De ésta planta las larvas extraen almidón que transforman mediante su glándulas salivales en una hebra con la que van envolviéndose en un capullo.

                                     Clase: insecta o hexápoda

                                     Orden: lepidóptera

                                     Familia: bombycidae

                                     Género: Bombyx

                                     Especie: mori

                                     Nombre vulgar: gusano de seda.

*más detalles sobre el gusano productor de seda en este link.

Dependiendo si la seda es cultivada o salvaje aquí surgen dos posibilidades:

La seda cultivada es aquella que en todo momento es cuidada por el hombre, se seleccionan las hojas más apropiadas para ir alimentando a las larvas en cada una de sus etapas. Es un proceso sencillo, pero que requiere cuidados y conocimiento de la técnica. En este tipo de proceso es posible obtener una seda más fina, ya que al controlar el proceso. Los sericultores obtienen los capullos completos antes de que la polilla salga rompiendo el capullo. De ésta manera, se pueden obtener hasta 1500 metros de filamento lo cual equivale a poco menos de 400 miligramos de seda.

En el caso de que se permita a la larva terminar el proceso y salir de su capullo. Se puede obtener un filamento roto el cual da como resultado la seda salvaje. Un material que debido a su falta de continuidad tiene una textura y apariencia diferente.

 

De filamento a textiles

Una vez que se recolectan los capullos, estos se hierven de 1 a dos horas en agua caliente a una temperatura aproximada a 80 grados centígrados, con el objetivo de desintegrar la goma que ha ayudado a formar el capullo. Se necesitan juntar varios capullos para obtener un hilo que pueda tejerse.

Todo el proceso de hilado se realiza de manera artesanal lo cual va agregando valor al tejido final. En comunidades como San Pedro Cajonos en la Sierra Norte de Oaxaca, aún se teje la seda en telares de cintura. Una actividad económica que sirve de sustento a varias familias.

 

 

 

Exposiciones y museos

Una belleza barroca

 

Antiguamente “barroco” era la definición que se le daba a todas las expresiones artísticas y culturales que se salían de la estética clásica a la que las sociedades venían acostumbradas. Actualmente se le denomina de esa manera a un estilo arquitectónico y de las bellas arte que se desarrolló en Europa e Iberoamérica durante los siglos XVII y XVIII. Efectivamente, sigue oponiéndose al clasicismo, pero ya no es un adjetivo negativo, solo es, existe y pasó a la historia como uno de los periodos más complejos, dinámicos y ricos.

Sí, soy una belleza barroca, como muchas otras mujeres en el mundo. Basta ver alguna pintura de la época con mujeres rebosantes de alegría que seguro harían desmayar a más de un diseñador actual que piensa en medidas “modelo postmoderna” y solo diseñan para pasarelas. En lo personal me gusta ver arte barroco y pensar que el mundo ha cambiado muchas veces y que alguna vez, el cuerpo de la mujer fue valorado con sus medidas más convencionales, ¡Claro! Es más complicado que eso, pero por el día de hoy, solo me quedo con la reflexión física.

¿A qué viene la belleza barroca?

belleza-barroca-3

Hace unos días, aprovechando el puente, visité con un amigo el Museo Internacional del Barroco en Puebla. Nunca lo habría imaginado, pero es muy divertido, no sé si fue el ir con mi amigo de alma de bailarín fashionista, o solo que íbamos de muy buen humor, pero desde el inicio del recorrido, te acompaña música propia de la época, entonces… ¿Por qué no ir bailando todo el recorrido? Sí, efectivamente, lo hicimos, muy en nuestro papel de corte francesa, recorrimos el museo con célebres pasos, solo nos detuvimos algunas veces cuando no sentábamos en algunas de las salas audiovisuales. A mí siempre me interesan los vestuarios, así que las proyecciones de teatro y música fueron mis favoritas.

Después de varios garigoleos uno termina un poco mareado. Las salas se parecen mucho una a la anterior, pero lo compensa siendo tan interactivo. Además de la música con la que puedes ir dando pasitos, también puedes pasar un rato admirando los edificios en la maqueta de la Puebla de antaño, mientras juegas a adivinar que edificio es el que se va a iluminar a continuación. Esto no viene muy al caso con el arte barroco, pero me agrada la idea de un espacio cultural más incluyente, si quisiéramos ver solo arte barroco, mejor habría que recorrer las iglesias y demás edificios correspondientes a la época, creo yo.

Al terminar el recorrido, finalmente, después de muchas promesas, encontramos la puerta al patio con su fuente de remolino, un espacio para tomar el sol y muy apropiado para hacer las fotos del recuerdo. Porque aceptémoslo, ninguna salida está completa, si no hay foto en Facebook.

 

Entonces, recapitulando…

belleza-barroca-2

¿Qué tan barroco es el Museo Internacional del Barroco? Tan barroco como usted quiera. Solo tome en cuenta que si pone atención, hasta los extintores se visten de curvas.

Y después del paseo, confirmo que soy una belleza barroca, con su definición inicial. ¿O Qué época cree que le va mejor?

 

 

 

Negocios y diseño

4 tips para darle valor a tu trabajo

Estoy muy convencida de que las cosas que valen la pena cuestan más trabajo. Y no lo digo para desalentar a nadie, pero esto lo he venido comprobando con el tiempo y la experiencia. Trabajos van y vienen, sobre todo en el sector creativo, hay una ida y venida de oportunidades que muchas veces parecen ser el trabajo prometido que después de un rato resultan un chasco. Pero tomándolo con entusiasmo, pensemos en todas esas oportunidades como experiencias que nos van formando y encaminando a encontrar a nuestro destino.

Hace unas semanas veía una caricatura de la Moderna de Pueblo y me daba mucha risa la objetividad y claridad con la que describe los inicios laborales de la mayoría de los mortales.

Cuántas veces nos hemos topado con aquellos que nos prometen un trampolín al éxito, aprendizaje o una carta de liberación de prácticas o ¿algo que venga al estilo?

Si es verdad que todos debemos iniciar por algún lado, en nuestro país, la industria de la moda esta plagada de emprendedores sin un proyecto, que en lugar de pensar en el futuro de sus marcas y verlo como un trabajo, van viviendo el día a día y en su visión (o falta de ella) pocas veces figura la planeación de un equipo fijo o la estabilidad económica de la empresa. La mayoría de las veces la prioridad es recuperar la inversión o conseguir fama y glamour.

¿Y esto qué tiene que ver con los emprendedores de la moda?

Que al existir pocas marcas con un plan de negocios y muchos intencionados de alcanzar éxito y popularidad en la industria, las ofertas de empleo se vuelven un chiste. Abundan las ofertas de prácticas, voluntariados y demás maneras de llamar al trabajo gratis. Y esto no sería un problema si esto se refiriera únicamente a una etapa o si estas personas pudieran recibir una oferta laboral después del esfuerzo y sacrificios que hacen. Porque esa es otra, cuando uno colabora de esta manera voluntaria, todos los gastos corren a cuenta del interesado en aprender.

Y  lo peor de esto es que se vuelve una cadena, en la que asumimos que esta bien regalar nuestro trabajo y nos inculcamos la costumbre de volver a nuestros equipos desechables, una mera herramienta para alcanzar objetivos inmediatos, al fin y al cabo, habrá alguien más que quiera aprender 🙁

Pero entonces ¿Qué hacer ante este dramático panorama? te cuento de 4 tips para darle valor a tu trabajo

Efectivamente es un panorama difícil, pero que considero tiene solución.

1.-Que tal si comenzamos por exigir un contrato de trabajo, si no habrá paga, seguro habrá alguna remuneración: una carta de recomendación, un reconocimiento, unos boletos para el cine! En fin, por eso somos creativos, algo se nos ocurrirá.

2.-Especificar las horas de trabajo y las obligaciones de cada quien. Todos al inicio estamos llenos de energía y ganas de aprender y lo cierto es que mientras más hagamos más conoceremos. Pero todo tiene un límite.

3.- Quizá la marca de verdad no puede darte un salario, pero seguro podrá proporcionarte un apoyo de trasporte, sobre todo en aquellos días en los que deban quedarse hasta tarde. Se trata de aprender, no de arriesgar la vida!!!

4.- Investiga bien a tu futuro empleador, conoce sobre sus proyectos, alcances y logros. No hay que perder el ánimo, afortunadamente cada vez son más los diseñadores y creativos que piensan en sus marcas como verdaderas empresas, buscan un futuro, una estabilidad y un equipo talentoso del cual apoyarse para crecer.

En conclusión, hay que evaluar a todos los que nos ofrezcan un trabajo, pensemos un poco en el panorama y a dónde queremos ir como profesionistas, porque todos nos pueden ofrecer la luna y las estrellas, pero ¿Cuántos están realmente trabajando para alcanzar la meta y continuar?

 

 

 

 

Moda en entretenimiento

Cumbia Cumbia Cumbia

 

La vida tropical es muy adecuada durante el verano, aunque la verdad es que en países como México, con tan pocos cambios entre las estaciones, el verano solo es una época más calurosa a las demás y el ambiente tropical es una constante con la que convivimos más que seguido, o que tire la primera piedra aquel que no ha escuchado una cumbia en su vida.

Hasta hace unos años, la música tropical, en particular las cumbias, eran consideradas un placer culposo, se limitaba a ciertos barrios del centro y sur de la república. Además de ser el soundtrack base de varios medios de transporte público. Se les escuchaba en bodas, XV años, posadas y demás festividades donde tenías que inspirarte para entrar a la pista.

Pocos aceptaban el gusto que sentían de bailar y corear los clásicos de este género. Eran pocos los valientes que reproducían estas piezas en sus dispositivos electrónicos y raros aquellos que acudieran a un concierto (bailongo) organizado por estos grupos musicales.

Sin embargo en el ciclo de la vida todo esto ha cambiado. Y lo que antes era considerado un tema a ocultar, ahora es un rasgo que se ha incorporado a la moda de las nuevas generaciones. O ¿a caso no han visto la portada del disco “Cómo te voy a olvidar” de los Ángeles azules y sus múltiples versiones de lujo y súper lujo?

Porque seguro esto no fue un accidente; colores brillantes, querubines volando y una mezcla de voces populares en el rock, pop y otros géneros, han capturado la atención de todos aquellos que no le encontraban el gusto a esta música festiva.

Y ¿qué podemos deducir con esto?

Que las modas, ya sean en música o en el vestir, podremos negarnos a seguirlas. Pero hay algunas que se arraigan en nuestra cultura, que se volverán parte de nuestras vidas aunque no lo queramos.

La Moda de México Sociología de la moda

El derecho a la inspiración y el plagio

 

Desde hace algunos meses se puso de moda la palabra “plagio”, no es que antes no fuera importante, pero desde que salió a la luz lo ocurrido con la prenda de la diseñadora francesa Isabel Marant y la notable similitud con las blusas de Santa María Tlahuitoltepec en Oaxaca, la inspiración dejó de causar gracia y la multitud enardecida brincó manifestando su inconformidad. El internet se volvió una gran hoguera que crecía con los comentarios y notas que diversos usuarios agregaban al caso. Inclusive llegó a generarse una petición en Change.org que miles de personas firmaron. En lo particular me costó un rato encontrar el meollo del asunto, sobre todo porque no es la primera vez que algo parecido sucede. En general, el diseño es una de esas actividades en las que todo esta descubierto, no hay un hilo negro que perseguir, lo cual es irónico, ya que con todos los cambios que suceden día a día, la moda no ha generado, últimamente, una revolución que llegue y cambie a las masas.

entre la inspiración y el plagio 2

En moda, la cuestión de los derechos de autor es un asunto complicado.

Históricamente, la moda es moda porque puede copiarse y por más que luche un diseñador por conservar los derechos de su “creación” llevaría más tiempo haciendo el papeleo para obtener los derechos de un diseño, que el tiempo de vida de la prenda en el mercado. Y si tomamos en cuenta, que por lo general las propuestas de un diseñador están basadas en una tendencia, o en el trabajo previo de otro creativo ¿No sería entonces esta una cadena de derechos? ¿Hasta dónde se puede alegar inspiración y hasta dónde imitación?

Este sin dudas es un tema complejo, por un lado la comunidad manifestó su inconformidad ante Isabel Marant, llenando sus redes sociales de insultos y demás descontentos. Si bien coincido en que la referencia a la prenda de la comunidad oaxaqueña era excesivamente exacta, me gustaría tener ambas prendas para hacer un comparativo de materiales, técnicas de elaboración y acabados, porque eso sí. Si la marca francesa hizo algún cambio o alguna mejora, estarían en su derecho de vender su prenda de la manera que les pareciera más apropiada y podrían agregar valor a su prenda, dando la referencia y reconocimiento a la cultura y artesanos en los que se inspiraron.

entre la inspiración y el plagio 3

El derecho a la inspiración y el plagio, el fenómeno de la cultura Mexi

En México la moda Mexi es todo un tema, cada día aparecen nuevas marcas que ofrecen “rescatar” la cultura y el valor de las creaciones que artesanos han elaborado generación tras generación. Un poco más de tejido, una paleta de colores distinta. Una oferta muy apreciada por turistas extranjeros y tema frecuente en actividades culturales y educativas.

Sin embargo el fenómeno que esta surgiendo en nuestro país, entre la artesanía y la moda, es un tema que no queda muy claro aún. ¿Hasta donde es merito del diseñador y hasta donde mérito del artesano y las comunidades? ¿Solo los mexicanos pueden hacer uso de las referencias culturales textiles del país? Estas son algunas preguntas que aún me hago y estoy dispuesta a encontrar una respuesta próximamente.

 

Inspiración

Vacaciones para el cerebro de un diseñador

 

Ahora que el verano ha llegado y vemos por todas partes cursos de natación, pintura, idiomas y otras actividades para entretener a los niños durante las vacaciones, me pregunto ¿Cuál sería el equivalente para los profesionistas creativos que no saldremos de vacaciones? Todos merecemos un descanso para refrescarnos y volver a activar la creatividad.

Todos los diseñadores compartimos un sufrimiento en particular, esperar la llegada de la inspiración. Últimamente pienso en cómo se ve afectado nuestro trabajo, esperando que nuestra creatividad revoluciones y traiga a nosotros esa idea maravillosa y única. No sé con exactitud que piensen otros colegas, pero muy seguido, al iniciar un proyecto, me llega ese estrés de imaginar que quizá esté iniciando la obra de mi vida, o que al menos vaya a ser un proyecto exitoso y bien aceptado. Porque quizá sea eso lo que ahuyente a la inspiración y nos haga dar mil vueltas antes de tomar decisiones.

En lo particular, al inicio, las fechas límite parecen eternas, y algunas veces, pueden pasar días en lo que pienso entre una idea y otra, hojeo revistas, pinterest y algunos libros, vengan o no vengan al caso. De hecho esa es una de las actividades que me resultan más efectivas en el momento de buscar una idea. Dicen que cuando uno está fresco piensa mejor y también creo que mientras más nos alejemos de nuestro entorno, seremos capaces de ver un panorama más amplio y entonces si, revolucionar nuestra creatividad.

Desde hace varios días me he sentido bloqueada, las ideas no me fluyen y por ello me tomé un momento para reflexionar y cargarme de buenos ánimos para empujarme de nuevo a pensar en cosas útiles, unas vacaciones express para el cerebro. Comencé con hacer una lista de las cosas que a mí me inspiran y que me gustaría compartir con ustedes.

¡Comencemos con las vacaciones express!

1.- Cocinar, el ejercicio más productivo para despertar la inspiración. No necesita ser una receta complicada, pueden probar recetas de su vlogger favorito, algún video de Tasty o la receta de algún empaque de queso o leche. Yo recomiendo ver a la Domestik geek en youtube o vayan a su tienda más cercana e intenten hace un platillo con lo que encuentren ahí.

2- Limpiar el clóset. Aunque parezca trabajo extra y sea lo último que quieras hacer. Limpiar el clóset es un acto liberador y que activa nuestras ideas, pensar si necesitamos lo que está ahí, recordar anécdotas, puede refrescar nuestro cerebro, y si tenemos suerte, quizás nos llevemos una bonita sorpresa, un gran recuerdo, o algún billete olvidado en los jeans que ya no usamos 😉

3.- Visita a un amigo que no tenga nada que ver con tu trabajo. Además de que es muy sano dejar de vez en cuando el trabajo de lado, el conversar con gente que no vemos todos los días, nos cambia el aire, nos permite ver el mundo desde otros ojos y valorar lo que tenemos. A mí me pasa seguido, cuando le cuento a alguien sobre mi trabajo; me escucho y pienso en lo diferente de mi profesión y me respondo las preguntas que venía haciéndome.

4.- Concéntrate en un tema que te cause curiosidad y esté muy alejado a lo que haces cotidianamente. Mientras más profundices en algún tema que te interese, mayor datos tendrás y las posibilidades de abordarlo, serán más novedosas. Puede ser un dato curioso, una historia en particular, algún evento natural o cualquier cosa.

5.- Miranda Makaroff lo dijo en un cortometraje para Vogue España, pintar superficies pequeñas es muy relajante, por ejemplo: un manicure. Con tantas posibilidades en la paleta de colores, texturas, efectos y hasta olores. Arreglarse las manos, además de embellecerte, te dará un rato de relajación y descanso (Por eso de esperar a que el barniz seque)

En fin, no se puede ser productivo si uno no se permite un descanso de vez en cuando. Ahora, aunque no haya tiempo para unas largas vacaciones, podemos tomar unas horas a la semana y ¡hacer algo que nos haga felices!

 

Inspiración

Peggy lee y todo tiempo pasado fue mejor

Soy fan de descubrir nuevas cantantes femeninas, y siento una felicidad particular cuando finalmente descubro el nombre de alguna canción que conozco de alguna u otra manera.

Hay momentos que nos quedan muy claros, guardados entre los recuerdos por alguna tonada o una imagen, si no fuera de esa manera, Audrey no se hubiera vuelto el ícono de moda que es ahora, Marilyn no sería la leyenda de sensualidad que es y de ser así, no se que tan exitosas hubieran sido Adele o Duffy.

Hace unos días tuve un encuentro muy agradable, después de varios meses de haber abandonado la serie Mad Men, retomé la última temporada, estaba muy emocionada, por casualidades de la vida, vi algunos capítulos de las primeras temporadas y recordé lo interesante y visualmente atractiva que era la serie. No pude resistirme, y después de llegar a mi casa inicié el maratón de la séptima y última temporada.

Todo iba muy bien, no se si fue que el ritmo cambio o mi humor era el adecuado, pero no pude parar, un capítulo tras otros, pero un momento me quedó grabado, cuando escuché al fondo a Peggy Lee preguntando entre notas Is that all there is? Una escena perfecta, la historia de toda una era en unos segundos; un espejo, una linda mujer, un abrigo como joya, notas de Jazz y Peggy Lee.

Esta escena me dejó pensando… ¿todo tiempo pasado fue mejor?

No tengo un dato de cuántas somos las personas que admiramos la moda del siglo XX, especialmente aquella que ocupa las décadas de los 40’s a los 70´s. 40 años de evolución, homenaje a la belleza, seriedad y sacrificios. Porque no es lo mismo vestirse para ir a trabajar en 1966 que en el 2016.

Peggy Lee, todo tiempo pasado fue mejor 2

 

La semana pasada veía a un diseñador entregar un vestido a su clienta, era una prenda confeccionada con mucho detalle, un gran trabajo de patronaje y selección de materiales. El vestido se veía hermoso y la afortunada de usarlo se veía feliz al verse en esa estructura, armada en un corte a la cintura, falda y tacones. Todos los presentes nos emocionamos de ver como la clienta cambio de jeans y camiseta a un vestido elegante y fino. La clienta sonreía y todos nos preguntábamos ¿Por qué ya no nos vestimos tan elegantes para salir a la calle?

Entonces… ¿Todo tiempo pasado fue mejor?

Este es un tema que me causa mucha curiosidad, yo soy una admiradora de los vestidos bonitos, todos queremos ser la mejor versión de nosotros mismos ¿pero cuántos estamos dispuestos a hacer el esfuerzo? Si me lo preguntaran, yo quisiera mezclar a Brigitte Bardot y a Sofía Loren, unir sus estilos y obtener un guardarropas para mi. Pero pensándolo de manera práctica ¿qué tanto me serviría para mi vida diaria?

Esa ya no es nuestra vida, las actividades cambiaron, el trabajo es otro y las oportunidades de las mujeres son muy distintas en este siglo.
Peggy Lee me inspiró esta semana, me motivo a pensar en los cambios de generación y a admirar lo bueno y diferente de nuestra generación. Aunque me gustaría un día de estos un peinado hermoso, por ahora prefiero esa media hora extra para dormir. Por ahora me quedo con la música y exposiciones como la de Balenciaga, que por momentos nos hace pensar que “Todo tiempo pasado fue mejor”.

Sociología de la moda

No existen los hombres feos

 

¿Alguien recuerda la campaña cuando Diego Luna era la imagen de Ermenegildo Zegna?, había carteles en las vitrinas de las tiendas y detrás de la caja una gran fotografía de él recostado en un sillón, fue en aquel tiempo cuando me surgió la teoría de que no existen los hombres feos, solo hombres que no usan Zegna. Que traducido a estos días sería un: no hay hombres feos, solo hombres sin estilo.

No tiene nada que ver con lo económico, pero como dice un cantautor mexicano, “lo que se ve no se juzga”. Para la mayoría de los hombres en México, es más difícil enfocarse en su imagen, debido a que, culturalmente, podrían ser juzgados por interesarse en la moda. Y como consecuencia en nuestra sociedad, lo que triunfa es el look del mínimo esfuerzo: una camiseta over sized, jeans en el fit erróneo y zapatos casuales.

¿Por qué te cuento esto?

Aunque históricamente la mujer ha sido la vitrina en donde se exhiben las riquezas de una familia y específicamente, los logros masculinos ¿no será ya tiempo de que con todos los cambios y la creciente equidad de género, el hombre pueda expresarse por medio de su ropa sin ser juzgados?

 

No existen los hombres feos 2

Sabemos que el consumo masculino varía mucho del femenino, por eso, hace algunas semanas tuve oportunidad de hacer un sondeo a hombres de 20 a 50 años, profesionistas que viajan constantemente por su trabajo. Los resultados no me sorprendieron, pero me corroboraron varias ideas que me rondaban. Por ejemplo; un hombre se fideliza con una marca y compra soluciones, piensa en calidad, usabilidad y comodidad.

Este grupo de hombres no conocía de cortes, la mayoría de la ropa se las compraba su pareja o madre y piensan que sus prendas no tienen nada que ver con la moda. El “sueño” de compra de este grupo, es entrar a una tienda donde la ropa lo espere en una mesa: camisa y pantalones. Tomar tres camisas del mismo modelo, diferente color y tres pares de pantalones exactamente iguales, porque ya los tiene probados y saben que les funcionan. A esos hombres les doy algo de razón, porque han adoptado el proyecto uniforme de manera inconsciente y se facilitan la vida. Por un lado; no tienen que pensar cada mañana al vestirse y por el otro lado, todo se va junto directo a la lavadora, práctico y ecológico.

A pesar de que el grupo anterior pertenece al mercado mayoritario del país, no significa que no haya hombres interesados en su imagen y preocupados en buscar nuevas propuestas de moda. Este segundo tipo de mercado se siente ignorado por las marcas y obligados a consumir las mismas piezas una y otra vez.

¿Soluciones?

No existen los hombres feos1

En esta lucha entre la practicidad y el estilo masculino, fue que acompañé a un amigo a comprar su primera camisa blanca.

El cliente: Hombre, 29 años e independiente económicamente; interesado en la tecnología y la moda. Revisa etiquetas internas de la ropa y toma desiciones de compra de acuerdo al fit y al material. Tiene conocimiento de diseñadores pero no de marcas, busca ropa versátil que le sirva para ir al cine y a una boda. Solo usa camisetas y jeans pero quiere cambiar de estilo, iniciando con una camisa blanca.

¿Un hombre llegando a sus treinta sin una camisa blanca? No cabía la idea en mi cabeza, como tampoco entendí la cantidad que pagó por ella, con eso me hubiera comprado un atuendo completo incluyendo los zapatos. Pero, ¿es este un indicador, una señal de que el mercado esta cambiando y que necesita propuestas especializadas?

Entonces, entre todos estos sucesos ¿por qué no dedicar un espacio para ellos en este blog?. Atendiendo a las peticiones de varios interesados, entraremos en temas del armario masculino y de las tendencias en este mercado. Ya comenzamos con las corbatas, pero me daré a la labor de buscar más información para todos aquellos creativos que deseen incursionar en este mercado y para todos aquellos que deseen conocer más sobre lo que usan. Porque como comenté en el post pasado, vivimos en un mundo y que mejor que convivir con él.

Como siempre, este blog esta abierto sugerencias y/o comentarios, que a mi me hacen muy feliz saber sus opiniones.

 

 

Tendencias

Todo buen creativo es buen ciudadano

Hablemos de ser un buen creativo…
¿Qué pasaría si un día llegáramos a una tienda y la encontráramos vacía? Si en los estantes no hubiera algo que mostrar y los maniquíes estuvieran desnudos. Sería imposible que una tienda funcionara de esa manera, pero ¿estaríamos molestos por no poder comprar?

Supongamos que en este ejemplo, la razón de que los productos no estén en la tienda es un paro de costureras, patronistas y cortadoras, que se negaron a seguir trabajando hasta que se les diera el material que necesitaban: papel, reglas, gredas, agujas, hilo, etc. Además, este grupo pide que se respeten sus derechos laborales; un espacio digno y equipo de protección para aquellos que trabajan en áreas de riesgo y que además, no tengan que pagar por las herramientas y los servicios que utilizan en su trabajo. Debido a la huelga la producción esta parada, lo cual ha evitado que la nueva colección sea confeccionada.

Dentro del mismo ejemplo, imaginemos que la tienda en cuestión es una tienda fast fashion, un tipo de marca que en los últimos años, ha sido señalada por las condiciones en las que trabajan sus maquilas, cumpliendo con los mínimos standares de seguridad y salud.

buen creativo 2

 

Ejemplos como este, ha provocado la indignación de varios sectores de la sociedad que se han manifestado promoviendo campañas de consumo local y de concientización, volteando la mirada para conocer ¿Quién hace nuestra ropa?

Es muy reciente la curiosidad que ha motivado a la gente a conocer la procedencia de lo que compra, inclusive, aún son muy pocos los que leen las etiquetas interiores que contienen la composición, cuidados e información de origen y transporte. ¿Si el consumidor no se ha informado sobre la prenda que trae puesta ¿Cómo sabrán si esa prenda fue elaborada a cambio de una remuneración justa?

En este ejemplo ¿cuál sería la recomendación? Son muchas las opciones que podríamos sugerir ofreciendo a la gente un trabajo que los acerque a una vida más digna, pero, ¿Estamos dispuestos a hacer un sacrificio personal para la mejora de nuestra comunidad?

Más que un sacrificio, estoy segura que mantenernos informados de lo que sucede a nuestro alrededor, es una herramienta que nos ayuda a saber donde estamos posicionados y mantenernos sensibles ante la necesidad.

A pesar de que en nuestro país, aún no se han escuchado de catástrofes dentro del sector textil, similares a las sucedidas en maquilas de Bangladesh, con ayuda de internet, conocimos prácticamente en tiempo real la noticia y actualmente, tenemos acceso a documentales que nos narran los eventos del mundo.

Sin embargo, en nuestro país, nos encontramos con caso de abuso laboral y gente que se manifiesta para hacer escuchar sus necesidades. Sean o no trabajadores de la industria de la moda.

 

buen creativo 1

 

De la misma manera como la maquila hipotética del ejemplo se encuentra en huelga, los maestros de las escuelas públicas en el suereste de México se manifiesta exigiendo áreas de trabajo dignas, no tener que sacar de su sueldo el material para sus clases y además y lo que desde mi punto de vista es más importante; que el derecho a la educación, siga siendo gratuito para toda la población en nuestro país.

¿Qué tiene que ver esto con la moda?

Aunque este sea un movimiento que a simple vista no impacte la industria de la moda, es un suceso que sí modifica la vida de un país impactando en el desarrollo industrial y creativo.

Ignorar noticias de la vida diaria solo nos vuelve creativos cerrados, incapaces de hacer rapport con la sociedad en la que vivimos y ver al consumidor para el cual trabajamos. La nueva mercadotecnia busca crear empresas amigables, sustentables y socialmente responsables. Porque no es obligación del cliente entender las marcas, si no las marcas ser accesibles a sus usuarios.

Entonces, nos queda recordar que todo lo que suceda en nuestro entorno es parte de lo que vivimos y de nada nos sirve escondernos e ignorarlo. Al contrario, la creatividad se alimenta de conocimiento y ser responsivos a nuestra realidad, es lo que nos volverá creativos funcionales.

O tu ¿qué opinas?

 

 

 

 

 

 

Negocios y diseño

La industria de las quinceañeras

Aunque en México solo hacen falta excusas para celebrar, hay tradiciones que son imposibles de ignorar, que ameritan una festividad particular y como todo los eventos que ya son tradición, existe una industria que con los años ha ido creciendo, haciendo posible todas aquellas ideas con las que el cliente pudiera haber soñado: la fiesta de XV años.

Para muchos padres, los organizadores del evento, es motivo de orgullo anunciar con pompa y platillo; con un gran salón, muchos chambelanes, un buen servicio de banquetes y un pastel de muchos pisos, que su hija ha llegado a la edad en la cual puede usar un vestido de grandes magnitudes y bailar una balada al ritmo de vals.

Para otras familias, esta edad pasa igual que otras y como tal se celebra, tranquilamente como los años que han pasado y los que están por venir. Pero para motivos de análisis regresaremos al caso del festejo en grande.

 

la industria de las quinceañeras 2

 

Yo me he preguntado varias veces, el por qué hacer una celebración tan grande y trascendente. Hace algunos años un líder espiritual trajo a colación la cantidad de fiestas que había en la comunidad y la magnitud de estas; después hizo referencia a que las fiestas son parte de una industria que se provee de diferentes microempresas que se mantienen a partir de estos eventos, por ejemplo: Los diseñadores y productores de vestidos de fiesta.

Es de conocimiento general que en el Centro Histórico de la ciudad de México existen calles enteras como República de Chile y 20 de noviembre, dedicadas a la venta de vestidos de novia, quinceañera y fiesta, donde puedes encontrar desde tiendas dedicadas a marcas específicas hasta outlets y pequeños locales que concentran lo que diferentes proveedores ofrecen.

Si lo tuyo no es caminar y escavar entre los montones de crinolinas, también existen tiendas más selectas en calles más elegantes, como Mazaryk, donde puedes encontrar vestidos de diseñadores de renombre internacional o boutiques especializadas en la producción sobre medida, donde encontraremos a diseñadores, que laboriosamente borda detalle a detalle cada uno de los requerimientos que la festejada busca.

 

la industria de las quinceañeras 3

 

La producción de vestidos de quinceañera, novia y eventos especiales, es un sector de la industria que funciona todo el año y que aunque no va forzosamente de la mano de las tendencias generales, se ve si o sí influenciada e inclusive crea sus propias corrientes y estéticas.

Vestidos tan especiales, siempre reflejan la personalidad de quien los esta usando e inclusive, si ponemos atención, también podemos detectar las aspiraciones y metas que sus usuarias llevan. Tanto ha llamado la atención este rasgo de la indumentaria de nuestra cultura, que el canal MTV creó desde hace ya varios años, programas para seguir el desarrollo de las fiestas de quince.

Inclusive, The New York times publicó hace unos días, un artículo que estudia el impacto económico y social, que esta clase de eventos provoca a su alrededor.

 

la industria de las quinceañeras 4

 

Entonces, cualquiera que sea nuestra opinión, las chicas que cumplen quince años y desean un vestido como de princesa, son un mercado que necesita atención; porque al final, como toda fashionista, buscan esa ilusión por la cual estén dispuestas a hacer sacrificios.