Exposiciones y museos

Los vestidos de las primeras damas ¿Por qué son tan admirados?


Una de las maravillas de Washington D.C. es el acceso gratuito a la mayoría de sus museos. Con un poco de tiempo disponible y paciencia puedes conocer sobre las muchas cosas que son importantes para los Estados Unidos. Uno de mis museos favoritos es el Museo Nacional de Historia Americana, debido a lo cercano y reciente que se siente todo lo que nos encontramos ahí; desde utilería de películas, vestuarios e incluso los vestidos que las primeras damas utilizaron en el baile inaugural.

¿Pero por qué te cuento todo esto?

No puedo negar que mi principal interés por visitar la sala de las primera damas era poder ver el vestido de Michele Obama y el de Jackie Kennedy. Ambas han sido símbolos de estilo y, a pesar de los años, siguen apareciendo en las revistas y blogs de moda. A mí me causa emoción siempre que puedo ver alguna pieza que ha pasado a la historia y de verdad perteneció a alguien de quien he escuchado hablar. Entonces, desde que entré al museo  me dirigí al tercer piso donde se encuentra la exhibición. No es una sala muy grande, entrando a la derecha se ven fotografías de algunas de las más representativas de la historia y entonces comienza la narración, en vitrinas se exhiben los vestidos que desde 1912 fueron utilizados en el baile inaugural por la consorte del presidente de los Estados Unidos.

La sala no lleva un orden preciso, pero no es difícil adivinar a quién pudo haberle pertenecido cada vestido. Con información de la ficha y google, el visitante puede ir profundizando sobre la vida y obra de las mujeres que vivieron en cada uno de los periodos en el que se usó la prenda.

Eso es precisamente lo más bonito de esta exhibición, estos vestidos representan un momento específico de la historia que se vuelve cercana al tener los vestidos en vivo y en directo. Visitar una exposición de este tipo nos presenta el panorama de lo que las futuras generaciones conocerán de nosotros. La trascendencia de lo que creamos y presentamos.

Los vestidos de las primeras damas

Me pregunto qué sentirá Jason Wu al tener una de sus creaciones personificando la historia americana de la primera década del siglo XXI. O al hablar de zapatos, se entienda Jimmy Choo como sinónimo de calzado.

Es un poco difícil adivinar desde ahora qué será lo que a nuestros tataranietos les pueda importar de su pasado. Mientras tanto, sigamos creando e inventando esas cosas que después se volverán historia.

¿Y tu qué piensas? ¿hay alguna exposición que te haya emocionado? Cuéntame en los comentarios, me encantaría saber de ti.

 

 

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply